miércoles, 18 de junio de 2014

Este jueves nos persiguen los hechizos


Abracadabra pata de cabra, repetían sin descanso los labios silenciosos de Eva. Oculta en su habitación, la espalda apoyada contra la puerta y los pies empujando el armario, trataba de cerrar el acceso a la guarida. Con los ojos cerrados, invocaba las fuerzas de la magia rogando la presencia de brujas, duendes, hadas ,magos y espíritus. Temía su llegada, qué pasaría  si se equivocaba con el conjuro y atraía a los personajes oscuros y tenebrosos que tanto miedo le daban en los libros. De repente, un nuevo grito. Abracadabra pata de cabra, no importa quién acuda, ni la ofrenda o el sacrificio que me exija por llevarme, pensaba la pequeña mientras tapaba con fuerzas los oídos para aislarse de los golpes y lloros procedentes de la cocina.


Para descubrir y disfrutar de más conjuros pasaros por el balcón de Cass


16 comentarios:

  1. ¡¡¡Qué horror!!!, no lo quiero ni pensar.

    ResponderEliminar
  2. Abracadabra, pero que relato más espeluznante!. Imagino el pavor de la chiquilla en esos momentos. Muy lindo y creativo tu relato místico.
    Saluditos

    ResponderEliminar
  3. Qué miedo, yo no sería tan valiente para ser eso. Bonito relato

    ResponderEliminar
  4. Tantos niños hay que intentan en vano recurrir a conjuros y magia que los liberen de los infiernos que los adultos les construimos!
    =(

    ResponderEliminar
  5. Duro, durísimo. Tan bien descripto que deja la piel erizada y el corazón en un puño. Conmovedor.

    besos y gracias por venir a mi balcón.

    ResponderEliminar
  6. Tétrico y desgarrador. Ni el mismo Edgar Allan Poe, podría mejorarlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Ufff, pobre nena alguna Xana debería haber acudido. Besos.

    ResponderEliminar
  8. A veces es más horrible este mundo que cualquier cosa venida de otro!
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Uf! Tremendo relato, la desesperación por escapar de una realidad que duele, y lleva a practicar cualquier tipo de cosas como vía de salida.
    Muy bueno a pesar de la dureza que contiene.
    Un beso =)

    ResponderEliminar
  10. Tremendo. Cuando uno es pequeño, recurre a cualquier artificio para aïllar se de la dura realidad. Muy bien relatado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Los pies empujando el armario y el miedo ocupando todos los huecos de una realidad aterradora.....Fantástico, amiga.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Hace que brote un escalofrío por las imágenes de desesperación por tratar de escapar a una realidad dolorosa.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  13. Tremendas situaciones las que por desgracias viven muchos niños. Tu texto impecable.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Suele ser algo más temible que la magia en manos equivocadas. Y suele pasar con más frecuencia..

    ResponderEliminar
  15. Vaya! que buen texto! contundente la escena y las emociones que transmite
    Abrazo Alicia

    ResponderEliminar